Presentación

Fundación IITMLa Fundación Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo, reconocida e inscrita por Orden de 18/10/91, del Ministerio de Educación y Cultura, exenta de todo fin lucrativo, señala en el artículo 4 de sus estatutos, que tendrá como objeto fomentar y promover las expresiones escénicas, así como todo tipo de iniciativas culturales que contribuyan a la finalidad de desarrollar y manifestar la cultura mediterránea en todas sus vertientes, el intercambio cultural y la solidaridad entre los pueblos mediterráneos.

El trabajo realizado en el cumplimiento de estas objetivos ha implicado la creación y mantenimiento de un tejido que engloba 24 países: 15 europeos, 6 africanos y 3 del Mediterráneo Oriental, partiendo de una concepción de la mediterraneidad asentada en su estimación cultural, entendiendo que varias culturas básicas han ido estableciendo un espacio lleno de afinidades e influencias, susceptibles de crear una cierta conciencia común, respetando la personalidad de los pueblos, frente a las ideologías que magnifican las diferencias como razón de sus continuos conflictos. Así el IITM, ha trabajado por una cohesión cultural, respetuosa con las singularidades, convencido de que sólo el recíproco conocimiento y el respeto mutuo entre los pueblos podrá ser garante de la prosperidad y paz de la zona.

La labor del IITM ha merecido el reconocimiento de la UNESCO que lo incorporó a su Programa Mediterráneo, el reiterado apoyo de la Comisión Europea y de los Ministerios de Cultura y Asuntos Exteriores de España en muchas de sus actividades y la atención regular de las Comunidades Autónomas de Madrid, Andalucía, Valencia, Extremadura y Castilla- La Mancha.

El IITM tiene su origen en el Festival de Mérida, que durante los años 83-88 – dirigido por José Monleón – pasó de festival de teatro clásico a encuentro con la tradición mediterránea. En el 89 empezó a plantearse la creación del IITM como fundación autónoma, enriqueciendo la defensa del diálogo cultural mediterráneo con el convencimiento de que era una tarea esencial para reducir las tensiones de la zona, fruto, a menudo, de interesadas y falsas lecturas de la historia.

La reunión fundacional tuvo lugar en Mérida, en 1990, desarrollándose a partir de entonces una serie de actividades que culminaron en la aprobación colectiva de los Estatutos y la constitución legal de la Fundación en julio de 1991.

Desde entonces a hoy se han realizado más de 1.000 actividades en diversas ciudades del ámbito mediterráneo, a veces, en contextos pacíficos, a veces en contextos inmersos en la violencia o apenas salidos de ella. Numerosas declaraciones han ido explicitando los compromisos éticos del Instituto en diversas áreas, generando, en todos los casos, sus correspondientes Redes o Programas.