La Fundación con la revista Primer acto

Primer acto
 inicia su tercera época!

Primer Acto Las nuevas circunstancias de la vida española habían ahogado la estructura económica dePrimer acto. Pero, además, el hecho – y no es casualidad – concurrió con el sentimiento de que la situación había cambiado, en España y en otros muchos lugares, y que la respuesta teatral debía ser distinta. La llamada globalización estaba planteando un discurso al que ya no cabía responder desde las crónicas de estrenos y festivales o los dilemas locales; importaba la vinculación con lo que proponían los escenarios más cercanos, pero, a su vez, era necesario sumergirnos en una visión de la interdependencia de las sociedades, donde, en definitiva, se enfrentan hoy distintos proyectos de futuro y de cultura, que afectan, lógicamente, al teatro, reducido a un pasatiempo más o menos banal en tantos sistemas democráticos contemporáneos. Fragmento del Editorial. Nº 342